Federación Murciana de Asociaciones de Estudiantes

LOS ESTUDIANTES MURCIANOS RECHAZAN EL ‘PIN PARENTAL’

  • La orden que mandó la Consejería de Educación a los centros se blindará ahora en forma de decreto
  • Femae exige al Gobierno Regional que retire estas instrucciones 

17.01.2020. MURCIA- A principios de curso la Región de Murcia se convirtió en la primera comunidad autónoma en aplicar el conocido ‘Pin Parental’, una propuesta que permite a los padres vetar la participación de sus hijos en toda clase de charlas y actividades que proponga el centro. Desde la Federación Murciana de Asociaciones de Estudiantes (Femae) califican esta medida de “un grave error” y reclaman su rectificación a la Consejería de Educación y Cultura. Entienden que esta medida, además de privar a los niños de una formación integral, ataca la autonomía de los centros y la libertad de cátedra del profesorado.

Desde Femae, única organización estudiantil independiente de partidos políticos, sindicatos u entidades religiosas de la Región de Murcia, explican que todas las actividades curriculares a las que afecta este ‘pin’ han sido aprobadas previamente por la comunidad educativa en el consejo escolar, lugar en el que tienen voz, además de los progenitores, el profesorado y el estudiantado. Sería, por tanto, una forma más de restar competencias al consejo escolar tras los recortes que este sufrió con la aplicación de la Ley Educativa LOMCE, más conocida como Ley Wert.

En palabras del presidente de la federación, Iván García, «más que el derecho a decidir de las familias, esta medida es un obstáculo para la formación integral de los estudiantes. Es negarles el acceso a la información». En referencia a los estudiantes que se verían afectados, el portavoz estudiantil ha advertido que «son precisamente estos niños, cuyos padres no quieren que reciban las charlas, quienes más las necesitan. No debemos cargar con los prejuicios de nuestros padres».

¿Qué implica este ‘Pin Parental’?
Sus promotores se refieren a ello como una forma de proteger las convicciones morales, ideológicas o religiosas de las familias frente al “adoctrinamiento” y la imposición de una “ideología de género” en las aulas. Las principales aludidas han sido las charlas sobre educación sexual y LGTBFobia, aunque no sólo, a quienes tachan de tener un contenido explícitamente ideológico.  

Son muchas las voces que han puesto en tela de juicio la legalidad de esta medida, afirmando que contraviene, entre otras, con la Ley de Igualdad Social LGTBI de la Región de Murcia, la legislación sobre violencia de género, la Constitución Española de 1978 y la Convención Internacional de los Derechos del Niño.

¿Quiénes están en contra del Pin Parental?
En las últimas horas más de medio centenar de organizaciones de la comunidad autónoma se han sumado al Manifiesto Contra la Implantación del Pin Parental en la Región de Murcia. Entre ellas, se cuenta con federaciones de estudiantes, ampas, asociaciones feministas, asociaciones en defensa del colectivo LGBT, consejos de juventud locales, sindicatos de docentes y plataformas de infancia, entre otras.

Además, la ministra de Educación y Formación Profesional Isabel Celaá ya ha advertido que el ejecutivo recurrirá vía judicial la implantación del Pin Parental. Sostiene que esta autorización de las familias es contraria a la Ley de Educación porque “socava” el derecho de los niños a ser educados y «censura la actuación de los centros docentes y su profesorado».